Los mejores libros de Murakami

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los mejores libros de Murakami

Haruki Murakami tiene mucha tela por dónde cortar, en la literatura ya ha quedado su marca. No existe persona que se jacte de amar las letras contemporáneas que no haya transitado por alguna de sus novelas, cuentos, ensayos y entrevistas al menos una vez.

En todo el mundo se han escrito artículos, ensayos o reportajes acerca de uno de nuestros autores preferidos. Por ejemplo: la revista Esquire publicó en el año 2020 una nota anunciando cuál sería el orden ideal para leerlo, comenzando por Tokio Blues, siguiendo por Kafka en la orilla y finalmente por Al sur de la frontera, al oeste del sol. El portal de cultura española JotDown lanzó un artículo refiriéndose a por qué el autor y traductor japonés debería ganar el Premio Nobel —ese que tantas veces le han negado—; la hipótesis se basa en que tres novelas de su vasta obra son libros superadores. En Chile, el periódico La Tercera hizo una guía sentimental para leerlo. Y así, hasta el infinito, podríamos seguir reproduciendo las percepciones de sus lectores, de sus críticos, de sus fanáticos.

Lo que sí es un hecho es que al abrir un libro de Haruki Murakami nos adentramos en un universo paralelo, navegamos páginas que nos llevarán a la salvación y a la perdición en el mismo instante en que ocurre la lectura. Tenemos que estar preparados para enfrentarnos a una realidad disparatada y al mismo tiempo verosímil.

Vivir con poesía y sin restricciones en las letras que Murakami nos entrega en cada nueva novela, en cada uno de sus cuentos, es menester. Es un arquitecto de las letras, un soberano de la imaginación; no hay límite, no hay conciencia que pueda con su maravillosa capacidad de crear. No nos cansamos de repetirlo: Murakami nos maravilla.

Tanto nos gusta que armar un top de sus mejores libros nos llevó idas y vueltas. Casi imposible ponernos de acuerdo. Su obra pega en cada lector de maneras diferentes, la belleza que se emana en cada novela de nuestro amor platónico es disuasiva. Aquí les va nuestra selección, pero puede que no sea la que ustedes elegirían. 

Les presentamos las novelas de Murakami que no hay que dejar de leer. Si ya las leíste, exhorta a tus colegas a que lo hagan ellos también; si no, es tu momento. Exige Murakami.

Nuestro top de libros de Murakami comienza así:

La caza del carnero salvaje. Con la fuerza que tienen las confesiones escritas de una sentada, esta novela nos involucra en un antes y un después en la vida de un publicista mediocre que se topa con la mujer de orejas perfectas. Todo esto mientras busca implacablemente a un carnero salvaje, que inevitablemente nos deja enganchados desde la página uno. Lo que se atraviesa al final nos dejará atónitos. 

Primera persona del singular. Ocho relatos que combinan reencuentros, viejos amores, la amistad y la música. La fantasía y la realidad parecen mezclarse hasta convertirse en algo homogéneo; la escritura de Murakami resulta tan hipnótica que el lector entra en un estado de sosiego absoluto. Da igual si el cuento trata de los Beatles, el reencuentro de un hombre y su excuñado, un fanático del béisbol que también es poeta o de un mono masajista que habla con los clientes del hotel en que trabaja. En todas las ocasiones, Murakami nos hace percibir su literatura como un estadio paralelo de la conciencia. 

Sputnik, mi amor. Amor y desamor, lo onírico y lo realista. Tres amores buscando la identidad más allá de la rutina. Metáforas que enamoran, que no caen en la obviedad. Sumire y Myû están en nuestra retina. Música por doquier y un final abierto que permite seguir fantaseando con nosotros mismos, con el amor que nos generó esta novela, porque, en definitiva, la literatura que leemos también habla de nosotros mismos.

1Q84. Una trilogía de mil 500 páginas en las que Aomame y Tengo viven una vida paralela y se acercan de manera sigilosa mediante la prosa perfecta de Murakami. Los tres libros cuentan con un sinfín de recursos y también traen a colación diversos temas. ¿Sectas religiosas, abuso de menores, sexo libre? Sí, IQ84 es todo eso, pero no es lo único, porque hay realismo mágico, soledad y venganza. Otra obra maestra de Murakami.

Kafka en la orilla. “Lo que ya ha sucedido es igual que un plato roto en mil pedazos. Por muy esforzadamente que lo intentes, ya no podrás devolverlo a su estado original”. Esta frase es un gran pensamiento de la novela más onírica de todas las novelas oníricas de Murakami, que comienza con Kafka Tamura, un chico de 15 años que escapa de su padre en busca de un destino mejor. Esta obra tiene todos los matices de Murakami condensados, las dos historias que se entrelazan, gatos, muchos gatos, y música. La novela más compleja de Murakami, para leer y volar.

Música, solo música. Murakami puede darse el lujo de generar en semejante libro un idilio entre una introducción magistral —una clase abierta de literatura— y las conversaciones que, a lo largo de dos años, mantuvo con su amigo Seiji Ozawa, antiguo director de la Boston Symphony Orchestra. La delicadeza, las creencias, las sutilezas de las relaciones, la vida y el abanico del arte se perciben mientras lees este imprescindible del escritor japonés. Muchos de los lectores de Murakami son conscientes de que el autor es un fanático de utilizar la música como una herramienta más para generar climas en sus obras literarias, pero esta vez el cruce es diferente; la música se encarga de generar el clima para las conversaciones. 

Haruki Murakami

Haruki Murakami

(Kioto, 1949) es uno de los pocos autores japoneses que han dado el salto de escritor de prestigio a autor con grandes ventas en todo el mundo. Ha recibido numerosos premios, entre ellos el Noma, el Tanizaki, el Yomiuri, el Franz Kafka o el Jerusalem Prize, y su nombre suena reiteradamente como candidato al Nobel de Literatura. En España, ha merecido la Orden de las Artes y las Letras, concedida por el Gobierno español, y el Premio Internacional Cataluña 2011. Tusquets Editores ha publicado doce de sus novelas —entre ellas la aclamada Tokio blues. Norwegian Wood y Los años de peregrinación del chico sin color—, las personalísimas obras De qué hablo cuando hablo de correr y Underground, así como cuatro volúmenes de relatos: Sauce ciego, mujer dormida, Después del terremoto, Hombres sin mujeres y El elefante desaparece. Publicó en 2020 Música, solo música bajo el sello Tusquets.