Ocho libros para mamá 

Cada Día de las Madres surge la misma duda: ¿qué regalar? ¿Flores? ¿Ropa? ¿La entrada a un concierto? ¿Una cena? No, de ninguna manera: el mejor regalo siempre es y será un libro.  

Si como su hija, hijo, esposo o esposa no tienes idea de qué libro regalarle, en esta nota te damos una brújula. Ocho títulos para mamá, ocho obras que no la defraudarán y que la harán muy feliz. 

Nuestras propuestas son variadas, tú sabrás cuál le gustará más a ella.   

Hijas de la resistencia, de Judy Batalion (Seix Barral) 

Si tu mamá es de las que no dejan pasar ni una sola, si es de las que pelean por el bienestar de los suyos, esta gran novela de Judy Batalion es la indicada. Narra el dolor y las peripecias de las jóvenes mujeres que tuvieron que afrontar una época de barbarie y enfrentar al nazismo en el gueto de Varsovia. Para dejarla unos días con la piel helada de tanta verdad histórica. Un gran libro para este Día de las Madres. 

La elegancia del erizo, de Muriel Barbery (Seix Barral) 

Para las madres que prefieren la literatura francesa. Esta novela cuenta las aventuras de una niña de 12 años, Paloma, que vive en un marco poco feliz y tiene intenciones desbocadas, a tal grado que intenta suicidarse, pero antes quiere prenderle fuego a un edificio repleto de millonarios, donde vive con su padre diputado y su madre adicta al psicoanálisis. Además, la protagonista interactúa con las porteras del inmueble, algo brutas, que le dan a la novela un tinte picaresco.  

La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero (Seix Barral) 

Este libro es un homenaje a todas las mujeres del mundo. Rosa Montero queda fascinada con la historia de Marie Curie y se siente tan identificada que decide contar la historia de la científica —la primera ganadora de un premio Nobel y la única que ha obtenido dos—, asociando su propia historia con las situaciones que vivió Curie. Un libro colmado de reflexiones profundas que abren el pensamiento y tocan temas trascendentales, esos que nos dejan pensando cada noche cuando descansamos en nuestras camas. Perfecto para este Día de las Madres. 

Primera persona del singular, de Haruki Murakami (Tusquets) 

Cuentos al estilo japonés, cuentos al estilo murakamiano. Conoces a tu madre mejor que nadie, sabes quiénes son sus ídolos, y seguramente uno de ellos es Haruki Murakami. Este libro es una gran opción para el 10 de mayo no solo por ser la publicación más reciente del autor, sino también por su variedad de historias: ocho relatos que van de lo nostálgico a lo onírico, de los amores perdidos a la soledad; todos con el estilo característico del escritor y las atmósferas a las que Murakami nos tiene tan acostumbrados. 

El peligro de estar cuerda, de Rosa Montero (Seix Barral) 

Otro de Rosa Montero, el último que publicó, uno que seguro tu mamá todavía no tiene en su biblioteca y que la hará muy feliz este 10 de mayo. Rosa Montero, con la destreza de su presente periodístico y con la magia de su pluma, escribe un ensayo sobre la locura: la propia, la ajena, la histórica, la de todos. Uno de esos libros que marcan un antes y un después en nuestras vidas, que dejan huella, porque en sus páginas constan cientos de frases que vale la pena anotar, compartir, leer en voz alta. Porque como la misma autora proclama: “Lo verdaderamente raro es ser normal”. 

Una habitación propia, de Virginia Woolf (Austral) 

Un clásico de la literatura universal, basado en una serie de charlas sobre la mujer y la novela que Virginia Woolf dio en 1928. El detonante de esta joya literaria surgió cuando la autora se preguntó “¿qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas?”. La respuesta fue concisa: “Una habitación propia”, una solución directa, afilada e irónica que no ha perdido vigencia a casi un siglo de su publicación.  

Mujeres de ojos grandes, de Ángeles Mastretta (Seix Barral) 

Un libro de encuentro con una misma, repleto de emociones profundas. Probablemente su lectura hará llorar a mamá, pero no con lágrimas de resignación, sino de reconstrucción, de recuperar la libertad. Las historias que desarrolla Ángeles Mastretta corresponden a un grupo de mujeres criadas para ser amas de casa, para cocinar, limpiar, cuidar a sus hijos y estar siempre en línea, pero la escritora mexicana las conducirá por un camino de emancipación y sabiduría. 

Pechos y huevos, de Mieko Kawakami (Seix Barral) 

Pechos y huevos es una novela tan hermosa como incómoda, por momentos tierna, pero que en general nos dejará llenos de preguntas existenciales. Al terminarla sabremos que las grandes cosas de la vida, las realmente importantes, son iguales aquí, en Japón y en todos los rincones del mundo. Esa certeza, al fin y al cabo, nos hace sentirnos menos solos. Mieko Kawakami escribió una novela en la que todas las mujeres pueden sentirse representadas. Y eso la convierte un regalo perfecto para el Día de las Madres. 

sucedeleyendo

sucedeleyendo