La rebelión de las mujeres

No hay palabras suficientes para describir con elocuencia Hijas de la resistencia, la novela histórica escrita por la audaz Judy Batalion acerca de las jóvenes que se enfrentaron a hombres sedientos de sangre: las Schutzstaffel (SS) de Hitler, los Volksdeutsche y los judenrats, todos monstruos cargados de armas, de poder bélico y deseo de muerte. 

Hijas de la resistencia narra, de manera precisa y con la exactitud del conocimiento y la investigación, las aberraciones vividas por los judíos durante la ocupación nazi de Polonia. ¿Cómo explicar una novela tan real sin dar detalles macabros? ¿Cómo entender que la experiencia de ser judío en una Polonia progresista pasó del orgullo a la degradación? 

«El eterno dilema: ¿defenderse o rescatar? ¿Luchar o huir?»

La novela de Judy Batalion es una fiel muestra de que el odio tiene la capacidad de romper los buenos momentos de crecimiento de la humanidad, pero también de lo que puede hacer el deseo de vivir, la necesidad de rebelarse ante una máquina de muerte.  

La investigación de la autora, además de exhaustiva, es impecable. Ella misma cuenta en una entrevista que comenzó casi por casualidad y que no esperaba encontrar tanto material disponible en la Biblioteca Británica. Pero lo que más le llamó la atención es que no se hablara casi nada del tema, que la rebelión de las mujeres haya permanecido oculta y que se cargue con el mito de la pasividad judía.

«¡Mira, una mujer! ¡Una combatiente!». Masha estaba asombrada. La invadió una sensación de alivio: había hecho su parte. Agarró una pistola y disparó hasta la última bala.

De nueva cuenta la historia convierte a sus personajes femeninos en fantasmas, pero Judy Batalion las revive, las nombra y materializa en esta novela. Con gran destreza narrativa, la autora fusiona datos y hechos históricos con la narrativa de ficción, logrando una mezcla homogénea que en ningún momento pone en juego la profundidad. Nada suena efímero en esta mixtura.  

Lo más significativo de Hijas de la resistencia es que no toma parte, simplemente narra, y para hacerlo usa palabras tan duras, tan reales, que cuesta justificar todo lo que sucedió en aquel entonces, porque la precisión quirúrgica hiela la sangre; los datos bibliográficos precisos, siniestros, parecen una construcción paralela.  

Leer las acotaciones que la autora hace respecto a la investigación que realizó para este libro da contundencia a los hechos descritos. Más allá de eso, su valor literario es enorme, el poder de dar belleza a un texto que narra la locura de los años de guerra en Polonia es inigualable.  

Debido al éxito de esta novela desde su lanzamiento, Judy Batalion hoy trabaja como coguionista en el proyecto para llevar Hijas de la resistencia al cine. Su productor es nada menos que Steven Spielberg, que ya tiene en su filmografía cintas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial como La lista de Schindler y Rescatando al soldado Ryan.   

Hijas de la resistencia es, en conclusión, una novela que puede dejarte sin respiración, pero que realza también el poder de la escritura sobre las discordias del mundo, de la historia, y el poder de no olvidar. 

Hijas de la resistencia, de Judy Batalion

Judy Batalion

Judy Batalion

Judy Batalion nació en Montreal, donde creció hablando inglés, francés, hebreo y yiddish, estudió en Harvard y trabajó como comisaria de arte y comediante en Londres antes de establecerse definitivamente en Nueva York. Ha sido columnista de The New York Times y sus ensayos sobre paternidad, relaciones, religión y salud han aparecido en The New York Times, Vogue, The Washington Post, Salon, Cosmopolitan o The Jerusalem Post, entre muchos otros medios.